Su Hijo Murió y Estando en su Tumba Pidió una Señal ¡No Creerás lo que Pasó!

> Mostrar Vídeo: "Su Hijo Murió y Estando en su Tumba Pidió una Señal ¡No Creerás lo que Pasó!" <

La muerte de un ser amado es una de las cosas más difíciles con las que las personas lidiamos en nuestra vida. Dicen que el dolor de perder a un hijo es algo indescriptible y que una madre jamás se recuera de tan horrible perdida. El caso de Marie Robinson de 45 años, es prueba de ello. Pero también es prueba de que cuando se tiene fe se obtienen recompensas, aunque a veces sea sólo quien la pide, y la obtiene, quien puede verlas como tal.

PUBLICIDAD

Robinson quien perdió a uno de sus hijos de nombre Jack en abril de 2014 aún sufre la pérdida de su pequeño hijo. Jack perdió la vida en su lucha contra un tumor maligno y el sábado pasado cumpliría 3 años de su muerte y la madre, como cada año, fue a visitarlo al cementerio.

La joven madre originaria de Waterlooville, Inglaterra, menciona que sintió la presencia de su pequeño hijo, de acuerdo al diario “The Mirror” Robinson clamó a su pequeño Jack por una señal y ahí mismo decidió encender la cámara de su celular. No pensó que la recibiría tan pronto, pero cuando la vio no pudo aguantar las lágrimas.

La madre, reposando sobre el pasto en el cementerio, le rogó al pequeño: “Jack, por favor, dale a mami una señal”, según informa el diario, un pajarito comenzó a volar cerca de ella y se posó en su mano. Por un instante, la pequeña ave se quedó en cierta manera “consolando” a la devastada madre que no paraba de llorar. La mujer asegura que sintió la presencia de su hijo a través del ave.

En su cuenta de Facebook, Robinson compartió su experiencia a través de este mensaje que fue acompañado de un video que dura aproximadamente 30 segundos en el cuál se aprecia al pequeño pájaro cantando en la tumba del pequeño Jack.

El mensaje es el siguiente:

“No puedo creer lo que recién acaba de pasar, vine a ver a mi precioso hijo Jack, sólo estaba sentada en el pasto junto a él y esto pasó, me hizo llorar y lo tomé como una señal de él.”

La madre ha recibido cientos de comentarios, la gran mayoría consolándola y dándole mensajes de apoyo y solidaridad. Este caso es realmente conmovedor y es prueba fehaciente de que el corazón de una madre jamás se recupera por la pérdida de un hijo.

Pero como siempre, no falta quien no mira las cosas de la misma manera, y acusan a la madre de tratar de llamar la atención, diciendo que todo se trató de una mera coincidencia, y que si bien no la acusan de fabricar la escena, sí de exagerar por lo visto y vivido con el pequeño pájaro.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD