Maestra se Quita la Ropa Frente a sus Alumnos en Holanda… ¿Para Enseñarles?

> Mostrar Vídeo: "Maestra se Quita la Ropa Frente a sus Alumnos en Holanda… ¿Para Enseñarles?" <

Todas las personas recuerdan siempre a dos tipos de maestros: los que nos enseñaron algo importante en la vida, y los que eran terribles y tenían un trato muy malo. Lamentablemente es así, y los maestros deberían de tratar de ser de los primeros, es decir, que sus alumnos los recuerden porque en verdad marcaron algo en ellos, ya sea sobre los temas de las clases, o algo más allá, algún consejo de vida que en verdad los impresionó.

PUBLICIDAD

Regularmente son quienes se salen del molde y enseñan sus materias de una manera diferente a lo común, quienes son recordados por todos sus alumnos… aunque no siempre sea muy bien recibida la forma en la que enseñan, o lo que enseñan.

Resulta que la maestra de biología Debby Heerkens, quien imparte su materia en la escuela Groene Hart Rijnwoude School, en Holanda, a alumnos de primero de secundaria, es decir, iniciando su pubertad, creyó que era una excelente manera de enseñarles el cuerpo humano y sus partes, por medio de desnudarse en clase. Claro que algunos de sus alumnos quedaron encantados con su extraño método, pero no todos, y sobre todo sus padres fueron quienes no estuvieron nada a gusto con tal manera de enseñanza.

Aun así, no se trató de un desnudo total, sino uno por etapas, ya que se subió en su escritorio, y comenzó a quitarse la ropa, causando sorpresa en los alumnos, haciéndoles pensar que estaban en un lugar en donde la maestra les daría un show nudista, pero se detuvo al ver su ropa interior, la cual era un enorme traje pegado con las partes del cuerpo pintadas, marcando cada músculo, tendón y demás en el cuerpo, sin que en verdad vieran el suyo. Bastante inteligente la maestra, pero no dejaba de ser impactante que ella siendo la maestra se trepara y comenzara a hacer esto.

Después ocurrió algo igualmente impactante, ya que decidió quitarse ese traje, dejando ver de nuevo debajo de ella, en donde tenía otro traje pintado con los huesos, cada uno de ellos pegados a su cuerpo, mostrando en dónde estaban estos y cuál era su longitud normal, y conexiones. Bastante creativa esta maestra, pero de nuevo, muy impactante, y sin avisarles. Todos estaban en shock.

La maestra confesó que sus alumnos de inicio no sabían cómo reaccionar, ya que fue una sorpresa para ellos cuando se subió a su escritorio y comenzó a quitarse la ropa. “Se veía que simplemente no sabían qué pasaba”, cuenta ella, pero después de unos segundos entendieron perfectamente. Además de esto aseguró que no utilizaría este método para otras materias o clases, aunque los resultados fueron muy buenos sin duda.

Menos mal que los alumnos entendieron lo que pasaba, porque se ve que no debió ser nada fácil. Pero si se debe de reconocer algo, es que la maestra en verdad estaba promoviendo algo nuevo para enseñar de una manera práctica los temas a tratar, exponiendo el cuerpo humano lo más posible sin llegar a ser explícito, ni vulgar… sobre todo ofensivo para los alumnos. Digamos que se quedó en la línea a punto de llegar a eso, por lo que logró su cometido.

“Me gusta innovar en las formas de enseñar, de mostrar los temas. Los alumnos siempre ven los temas en los libros, pero no pasa de ahí. No todos imaginan lo que podría ser en la vida real, o cómo sería verlo en vivo. Es cierto que enseñar un tema sexual no sería correcto hacerlo con personas en vivo, pero seguro que es mucho más fácil de entender si se hace de una manera similar a la que lo hice con los músculos y huesos.”

Es un método muy bueno, y al final de cuentas es bastante admirable que un profesor o profesora se salga de los convencionalismos y busque nuevas y mejores formas de enseñarle a sus alumnos, pero hay un límite en esto, ya que ningún padre querrá que la maestra o maestro de sus hijos les enseñe su cuerpo, aunque en este caso esta maestra tiene un buen argumento.

Como se podía esperar, uno de los alumnos sacó su móvil y comenzó a grabar todo, pensando que su maestra se había vuelto loca y que les dejaría ver todo su cuerpo desnudo, por lo que sería mejor tener pruebas de ello. Lo que no sabía era cómo acabaría el show, así que siguió grabando, y al final tuvo prueba de la peculiar clase de su maestra, y al compartirse en redes sociales, llegó a todos lados, incluyendo los padres de esos niños, y los dirigentes de la escuela, quienes tras el escándalo le pidieron a la maestra que tratara de no hacer este tipo de clases de esta manera, ya que aunque en realidad no estaba haciendo nada malo, podría terminan siendo visto como tal por alguna persona, y explotar en un escándalo aun peor.

La maestra no fue sancionada de ninguna manera, sólo que fue advertida de no hacer lo mismo de nuevo, pero le reconocieron la labor que lleva con tantos ánimos, y la pasión, de manera divertida y fuera de lo común, es muestra de la creatividad que le pone a su trabajo. Tendrá que encontrar un equilibrio para no meterse en problemas reales en la escuela o con los padres de familia.

Los alumnos que fueron entrevistados sobre el tema llegaron a la misma conclusión, que prefieren que los maestros sean más como ella, que apliquen métodos de enseñanza similares a estos, más prácticos, con más interacción entre el maestro y los alumnos, ya que de esta manera es mucho más fácil entender todo, y relacionándolo con situaciones divertidas, la información es más fácil de recordar y aprender. Esperemos que en verdad la creatividad de esta maestra no sea truncada, puesto que podría inspirar a otros más a hacer lo mismo. Es preferible mil veces una maestra así que uno de los maestros que se sienta, reparte los temas entre los alumnos, y piden que ellos lo expliquen a la clase como forma de enseñanza, siendo los alumnos quienes terminan haciendo el trabajo de los maestros.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD