Hicieron Algo Malo y Cuando se los Reclaman La Culpa los Delata

> Mostrar Vídeo: "Hicieron Algo Malo y Cuando se los Reclaman La Culpa los Delata" <

Los perros son la mejor compañía que una persona puede tener, eso no está en duda, pero también es cierto que cometen errores, lo cual es normal, todo mundo los comete, pero algo que también hacen es sentir pena cuando los descubren, y esta es tan pesada que no saben ocultarla. Algo parecido es lo que le ocurrió a este hombre, que descubrió que uno de sus zapatos favoritos estaba destrozado, y evidentemente los sospechosos principales e inmediatos eran sus dos perros.

PUBLICIDAD

El hombre encontró el zapato, que más bien es una chancla o algo similar, roto a mordidas, con un pedazo ya irreconocible, y por lo tanto imposibles de volver a usar. Así que de inmediato fue hasta donde estaban ellos, quienes se quedaron completamente quietos y sin hacer un solo ruido. La situación se ponía más tensa conforme este hombre les preguntaba quién había sido el culpable, fue cuando uno de ellos, quien no le mantenía la mirada y solo le volteaba la cara, comenzó a tratar de esconderse detrás de una planta del lugar, hasta llegar a estar frente a la pared, que supo que él había sido el culpable. La culpa le había hecho reaccionar de una forma muy evidente.

Por otra parte, el otro perro estaba medianamente tranquilo, pero lo suficientemente tenso para no moverse. Estaba tratando de que el silencio le ayudara a aguantar a que el regaño acabara. Él no había hecho nada, y la culpa no era algo que le afectara tanto como al otro perro. Pero aun así su humano le dijo “tú eres cómplice en esto, no hagas como que no lo sabes”.

Al final a este hombre le tocará comprarse otro par de zapatos, porque hasta ahora sus perros lo tenían usando dos que no coincidían. Menudo problema.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD