Cuando Vieron a su Hijo Haciendo Esto Solo Pensaron en Llamar a los Bomberos

> Mostrar Vídeo: "Cuando Vieron a su Hijo Haciendo Esto Solo Pensaron en Llamar a los Bomberos" <

Los niños son realmente curiosos, y pueden meterse en problemas graves solo por averiguar algo que no conocen, o simplemente divertirse, por lo que lo mejor es tenerlos a la vista siempre, pero aun así se las arreglan para hacerlo. Pero lo que hizo este pequeño niño de 4 años seguro que nunca lo habías visto.

PUBLICIDAD

Se trata de un niño que iba con su madre a un salón de pedicura ubicado en Tongren, de Guizhou, en China, ya que ella no tenía con quién dejarlo a cargo mientras iba a su cita. Pensó que podría estar sentada mientras que le hacían pedicura y que su hijo jugaría tranquilo en el salón. Así sucedió en un principio, pero luego de unos minutos todo cambió.

La madre del niño escuchó algo que suele ser mal presagio cuando hay niños pequeños: silencio. Todos quienes tengan niños pequeños saben que el que no haya ruido es mala señal siempre, y en esta ocasión así fue, ya que cuando fue a buscar al niño lo encontró atorado en un sofá, pero de una manera que de menos debió costarle trabajo.

El niño tuvo que convertir un pequeño hueco en la parte trasera del sofá en uno lo suficientemente grande para meter su cabeza, pero no para sacarla, ya que después de ver el interior del sofá, que aparentemente era lo que le interesaba, intentó sacar la cabeza pero sin buenos resultados. El niño estaba muy asustado y llorando, pero sin ser escuchado con tanta fuerza por estar dentro de sofá.

Cuando su madre lo encontró no tuvo más remedio que llamar a los bomberos, quienes al llegar lograron sacar al niño sin que resultara lastimado en lo más mínimo. Esperemos que haya aprendido la lección.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD