¿Que harías? si tu Novia y tu Amante ¡Llegan a la vez al Hospital! Pobre de este accidentado

> Mostrar Vídeo: "¿Que harías? si tu Novia y tu Amante ¡Llegan a la vez al Hospital! Pobre de este accidentado" <

Hay veces en la vida que todo parece ir tan mal que el que las cosas empeoren simplemente no suena algo siquiera posible, menos aún probable, pero la realidad nos enseña siempre que cuando decimos “esto no podría estar peor”, en verdad todo empeora. Esto justamente es lo que le sucedió a un pobre hombre, que aunque casi muere en un terrible accidente, lo peor no fue eso, sino lo que le pasó en el hospital en donde se recuperaba. Sólo digamos que todos se enteraron que era infiel… de la peor forma, delante a su familia.

PUBLICIDAD

El pobre hombre había sufrido un accidente mientras conducía su auto, tan aparatoso que no entienden los médicos y los peritos, cómo es que salió vivo, y con heridas graves, pero no tanto como debería. Esto le hizo ver que el dolor existe de muchas formas, pero aun así, él mismo considera que eso no fue lo peor que le pasó, aunque hasta minutos antes pensaba que sí.

Esto debido a que cuando estaba en el hospital, tratando de mejorarse de lo sufrido en el accidente y sus consecuencias, en la habitación del hospital llegó su novia, la cual le llenó de cariños, ya que quería que su novio se mejorara rápido para poder estar con él a como antes. Pero ese amor sólo duró algunos minutos, ya que otra chica llegó a la habitación, y se trataba de alguien que también quería darle abrazos, besos, y demás cariños… resultó ser la amante.

Claro que al saberse esto ya ninguna de las dos quería darle besos y abrazos, menos cualquier otro tipo de cariños, puesto que ninguna de las dos sabía que no era la única. Les había dicho a amabas que era la única, que era su novia, y obvio, no que tuviera una amante. Esto hizo que al hombre los dolores del accidente le resultaran poca cosa, sino que los que sufriera eran lo que sus dos novias, o amantes, o lo que sea que fueran, le daban sin parar. Asegura que en varios momentos pensó que haber muerto en el accidente no hubiera sido un mal saldo después de todo.

Ambas chicas estaban furiosas, y comenzaron también a insultarse entre sí, golpeándose y convirtiendo la habitación de hospital en un caos por completo. Esto evidentemente no les hizo nada de gracia a los presentes, incluyendo al personal médico, quienes al ver que todo esto le afectaría al paciente, y podrían romper alguno de los costosísimos aparatos dentro de la misma habitación, decidieron que lo mejor y más necesario era sacarlas de ahí, aunque no pudieron hacerlas con las dos, sí sacaron a la fuerza a una de ellas, que ya no sabíamos si era la amante o la novia, pero eso en realidad dependía del punto desde donde la vieras, ya que ambas eran novias y amantes, y sin saberlo.

La otra chica, la que no fue sacada a la fuerza, sólo se quedó a decirle un par de cosas a su evidentemente ex novio, para después salirse de la habitación, del hospital, y tal vez hasta para seguir a la otra chica y hacerle otro escándalo. Por lo visto la que se quedó era la única que la familia del novio tenía conocimiento como ‘novia oficial’, pero la realidad que ambas estaban en el terreno de ser novia y en el de ser amante. No hay manera de que una se considere mejor que la otra, si es que ninguna de las dos conocía la condición real en la que estaba, por mucho que la familia conociera a una de ellas.

Nunca he entendido porque cuando pasan estas cosas las engañadas se pelean entre sí, cuando el que se supone que tenía un compromiso con ambas es el infiel, las otras no se traicionaron entre sí, a menos que fueran amigas o familiares entre sí, lo mejor es que entre ambas le reclamen al infiel, y lo pongan en su lugar, y no se peleen entre sí haciendo que el que quede sin problemas sea el traicionero. No lo sé, supongo que nunca lo entenderé.

Claro que el chico vio su vida cambiar de un momento a otro, radicalmente, puesto que, de haberlo sabido, mejor no se hubiera subido a su auto ese día. Terminó causando que se accidentara, con el auto destrozado, él muy herido, en cama de hospital mejorándose pero con mucho dolor, y ahora de tener dos novias y amantes, no tendrá nada. Justo cuando más cuidados y cariños necesitaba en cama, no habría nadie que se los diera. Tendrá que recuperarse con los cariños de mamá, o algo así, porque novias no habrá en un buen tiempo.

Además de sus males, está el último, ya que al hacerse viral el video, que uno de los presentes tuvo a bien grabar y compartir en sus redes sociales, habrá muy pocas, si no es que ninguna, chicas que quieran salir con él, sabiendo que es un infiel de lo peor. Tendrá que pasar algunos meses, o tal vez años, para que se olvide un poco su cara, y entonces alguna chica le diga que sí a sus peticiones. Esperemos que aprenda la lección y no siga de casanova, o de menos que tenga una buena coartada y discreción para que no le pase de nuevo esto. Porque pasar por esto una vez es justo una vez más de lo que se debería de pasar, es decir, no tendría por qué ser infiel, y encima de serlo ser descuidado con la forma en la que lo es. Terrible por todos lados.

Esto sucedió en Miami, Estados Unidos, en donde ya se le conoce al tipo como el de la peor suerte del mundo, y es que aunque hasta antes del accidente le iba bastante bien, puesto que las chicas se ve que lo trataban bien, y mal no están, pasó de estar completamente feliz con su situación, a quedarse sin nada prácticamente. Tal vez ahora pensará mejor lo que hace.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD